29/1/09

EN PIE DE PAZ




No detiene la muerte su larga enredadera,

ni las hojas de plata del invierno científico

que suben como tallos de araña rodeando

la soledad del mundo, el ojo y las estrellas.



Y de silencio muere la palabra en el verso;

lo sé, porque no pudo empapar con su vientre

la savia envenenada, el fuego de raíces

que llamean oscuras debajo de la tierra.



Metáforas gastadas que saben a metáforas.

Lo sé: la luz, el día, la vocación del sol

que nunca se arrepiente, son viejos voluntarios

de los primeros versos escritos a la vida.



Metáforas gastadas, pero también la muerte

se acomodó a las suyas: un alacrán nocturno

y el grito de la espada que levanta en su lámina

las cosas que nos duelen y son el enemigo.



Porque a veces el aire es pólvora, los sueños

se convierten en turbia pesadilla, las balas

aprenden de memoria su destino y el cuerpo

a su destino acude, en busca de la bala.



Entonces yo regreso a vosotras, palabras;

tal vez como el muchacho que recoge la sangre

caída de un amigo, y corre hasta la brecha

y sigue resistiendo desde la barricada.



O quizá como el náufrago que se amarra en un mástil

luchando con las olas y con su agotamiento.

En pie de paz, yo vuelvo, regreso a las palabras,

a vosotras, antiguas camaradas del mundo,



camaradas del hombre que os pide y os levanta

hechas lirio, consigna, empeño de futuro,

mientras la luz nostálgica y el arado de día,

todas aquellas cosas que son más que palabras,



siguen amaneciendo con la misma impaciencia

que la muerte utiliza para fijar sus víctimas,

que la muerte utiliza para hacer su comercio,

que la muerte utiliza. Y regreso a vosotras,



cómplices en la noche de los enamorados,

pequeñas como un nombre que apenas se pronuncia,

oídas en el sótano de las calles más tristes,

canción de retaguardia. Y regreso a vosotras,



porque busco hasta el límite roto de mi conciencia

esa ciudad oculta debajo de la mano

que me llama sin nieve a la mitad de un sueño

para hacer el amor o darme una noticia.


Luis García Montero
POR QUE TODOS TRABALLEMOS COAS PALABRAS NA PROCURA DUN MUNDO EN PAZ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PASEN E VEXAN