18/7/08

LA ISLA DE LAS PALABRAS, Erik Orsenna

20060214223319-islapalabras

Juana y Tomás inician sus vacaciones viajando en un crucero rumbo a América. Sus padres, separados, decidieron poner un océano de por medio.

Una tempestad inesperada provoca el naufragio del barco y Juana nos cuenta cómo el viento se le coló por el oído y la vació de todo lo que sabía.
Entonces “busqué, rebusqué y volví a buscar ayuda en mi cerebro desierto. Una palabra insignificante, la última que me quedaba, apareció acurrucada en un rincón, dos sílabas minúsculas, tan aterrorizadas como yo: Dulce (…) Dulce, mi salvavidas”
Cuando recobra la conciencia está en una playa junto a Tomás, ambos están mudos, la maldita tempestad les había arrebatado ls palabras.


Pero han tenido suerte, están en la Isla de las palabras, donde el señor Enrique les ayudará a recobrar el lenguaje que les había arrebatado el huracán.

Visitarán tiendas de palabras (para poetas, para enamorados, para amantes de los animales o de las etimologías), a la “nombradora”, la mujer más vieja de la isla, la que rescata del olvido palabras casi olvidadas, la ciudad de las palabras, con sus tribus de nombres, adjetivos, verbos, … el hospital de palabras, donde se recuperan las palabras desgastadas por el uso. Allí verán “una frase muy pequeña y muy conocida, demasiado conocida":


Te quiero.


Y finalmente, la fábrica, donde Juana y Tomás recuperan definitivamente su habilidad para manejar la gramática.

Un relato original y delicioso que nos descubre casi inconscientemente que cada lengua es un valiosísimo tesoro al que todos debemos dar vida cada día, mimándolo y luchando por conservarlo.

El autor, Erik Orsenna (1947) es académico de la Lengua Francesa y presidente del Centro Internacional del Mar. Ambos mundos, la lengua y el mar son el alma del relato.
Las ilustraciones, sencillas y discretas, de Bigré!

Una estupenda lectura de verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PASEN E VEXAN